Se dice de mí… tantas cosas. Cuando era joven porque era joven. De madura, porque soy madura. Cuando soy buena porque soy buena. Cuando soy mala, soy muy mala. Lo cierto es que soy de muchas formas; según el momento, el contexto, la persona que me acompaña, la etapa que transito, mis emociones que emergen, el rol que ocupo… y sin embargo, el contexto social siempre está de la misma manera: señalando.

 

ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE