Máscaras

 

En el teatro griego, después en el romano, – también en el tibetano – un actor iba adquiriendo distintos roles y para ello intercambiaba unas máscaras con las que se tapaba la cara. A medida que se enmascaraba se le incorporaba automáticamente el carácter de su nuevo rol. De hecho, el significado etimológico de persona deriva del latín: personare, y quiere decir “sonar a través de”, mientras que, en griego, prósopon (persona) significa máscara.

 

ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE