La Novela Viviente es un experimento literario que nace del papel y aterriza en la realidad.

 

la novela viviente

 

La Novela Viviente es un proyecto ambicioso porque, posiblemente, me lleve toda la vida. Y te digo más, no sé si lo acabaré; lo que sí sé es que moriré haciéndolo. Eso no me lo quita nadie.

Para su realización, elegí a Lamaramar: mi primer relato, como metáfora del inicio. De lo que se trata es de construir mi camino a lo largo de sus páginas y a lo ancho del mundo.

 

¿Qué quiero decir con esto?

Te explicaré:

 

Lamaramar recorre 97 países de los que ya llevo 50. En un momento, se estaba convirtiendo en un bucle sin fin. De hecho, ahora mismo, cuando leo la novela, quisiera deshacerla y escribirla otra vez. Se me ocurre agregar lugares, cambiar el enfoque de otros y, sobre todo, obviar muchas cosas. Sin embargo, es mi proceso. Lamaramar representa ese arcano cero del Tarot: el Loco, que sale a la busca del mundo sin ton ni son. Libre de prejuicios y ataduras. Al encuentro de lo nuevo. Al borde del precipicio. Desde el caos.

 

Lamaramar, entonces, simboliza este arquetipo: el Principio, mientras que la Novela Viviente es el proceso o, dicho de otra manera, mi finalidad. Intento respetar a la «loca» que fui (preservando Lamaramar), mientras visito nuevos mundos que resuenan conmigo ahora, y que los adjuntaré al relato original, creando desvíos en un recorrido laberíntico literario.

 

Es un experimento lúdico: una mezcla entre rompecabezas y Juego de la Oca, en el que te compartiré mi proceso en esta búsqueda de mí misma. Como una matrioshka literaria, me haré historias dentro de otras, en una suerte de elige tu propia aventura de vida.

 

La Novela Viviente

 

Podrás seguir mi reportaje desde la membresía, donde encontrarás el relato completo con los enlaces a la realidad al pie de algunas páginas. Verás el logo de la gota y, si clicas allí, te desviarás de la ficción original, para del papel llegar a otro lado: a mi síntesis. Una cosa es la RUTA lamaramar  y otra es la RUTA de la Novela Viviente. Similares, pero distintas. Como lo que era y lo que soy. Como los anillos de un árbol, que aunque no se vean, ahí están: en lo más profundo.

 


 

PRIMEROS CAPÍTULOS

 


 

Mi objetivo es doble. Primero es compartirte mi proceso iniciático porque es el nuestro. La iniciación comienza, para todos, desde que nacemos. Algunos avanzan, otros llegan a su Jardín del Edén, muchos se pierden, pero, sin duda, todos, absolutamente, estamos en ello. Es este Viaje del Héroe, del Guerrero, de la Oca, del Loco, de Alicia en su país de las Maravillas, de los peregrinos en su viaje al centro de la Tierra o el de Ulises en busca de su Ítaca. Al fin y al cabo, no es nada nuevo. No podemos escapar de él porque este camino corre por nuestras venas.

 

Para saltar de estadios, como capítulos de un cuento, es indispensable usar LA herramienta… y aquí viene mi segundo objetivo: enseñártela:

 

La palabra, créeme, vuelve. Si todo es circular, no se me ocurre otro resultado. De ella depende la talla de nuestro día a día. Es la hacedora de nuestros destinos. En definitiva, mi objetivo final es alentarte a que, de lector, te transforme en el autor de tu propia historia y recuperes tu protagonismo.

 


 

 


 

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN LA NOVELA VIVIENTE?

 

  • Artículos y relatos exclusivos para los miembros.
  • Mis libros
  • Comunicación directa y personal conmigo, donde me plantearás tus dudas, sugerencias e inquietudes.
  • La Novela Viviente es paso obligado para ser parte del Laboratorio.

 

MEMBRESÍA ANUAL