La Tierra está viva y tiene una inteligencia: la Mente Planetaria, que está conectada a nuestras mentes personales a través de una especie de cordón umbilical invisible. Todo lo aprendido, a lo largo de las generaciones milenarias, queda grabado en esta mente universal que, a su vez, responde a otras mentes, como matrioskas infinitas, en un juego que se reproduce, como la división celular.

 

La Mente Planetaria


ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE