Sumeria nos deja la rueda, el arado, la introducción a la geometría, se crean sistemas de riego, la primera evidencia de escritura grabada, y, aunque Sumeria nos parezca lo más remoto, para hacerse civilización tuvo que existir una proto-sumeria.

 

El mismo Göbekli Tepe se remonta al  milenio undécimo antes de nuestra era (algunos creen que es anterior -hay mucho por desenterrar aún), y data de un tiempo donde el ser humano abandona el nomadismo, pero no por la agricultura como nos dictaron en el cole, sino por la adoración a ciertos «dioses» que descendieron del cielo.

 

Göbeklitepe - Cuando los dioses bajaron a la Tierra

 

Producir nuestro propio alimento fue un punto de inflexión en nuestro recorrido. Se dice que la agricultura nos permitió establecernos, tener más tiempo para pensar y que, así, comenzamos con la adoración y la creación de templos. Eso se creía antes de la aparición de Göbekli Tepe, que demuestra que primero fue la creencia, y después la creación. Pero, entonces, ¿quién nos dio la información y por qué?

 

ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE