DESPIERTA, BELLA DURMIENTE

DESPIERTA, BELLA DURMIENTE

 


La etimología de A-dicción es No-Decir. Ser a-dicto a algo es la herramienta que se utiliza para no profundizar en esta búsqueda espiritual que todos vinimos a hacer. Y el a-dicto tiene una gran capacidad, mal canalizada, para ahondar en estos mundos sagrados tan sublimes.

 

Creemos que el ser a-dicto es exclusivo de las drogas, sin embargo sobrevuela todos los excesos por más nobles que sean. Exceso de trabajo, de relaciones, de vida social, de estudio, de sexo, de actitudes… La adicción habita en la falta de límites. Porque por más contradictorio que parezca, donde está el límite nace la libertad.

 

Yo fui a-dicta a muchas cosas y sustancias. ¡Despierta, Bella Durmiente! – me decía una voz. Aún hoy trabajo ardua y concientemente para no tropezar con esta piedra que nos esclaviza. De muy joven había caído en el alcohol y viajar fue el bálsamo que me introdujo en el camino de mi espiriualidad.

 

ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE